lunes, 27 de agosto de 2018

VIAJANDO GRATIS EN EL SIGLO XXI


Inaudito, cierto, pero ignoro si frecuente por falta de personal, lo que les ocurrió a quienes entre las estaciones de Calamocha y Valencia viajaron en el último tren de ayer domingo 26 de agosto sin pagar al no ser visitados por personal de Renfe para que lo hicieran, y en el final de trayecto salieron en València Nord por puerta abierta quienes ocupaban la mitad de un automotor diésel moderno tipo 599.   

A los quince viajeros de Calamocha se unieron quienes subieron en Santa Eulalia del Campo, Cella, Teruel, Sarrión, Mora de Rubielos, Segorbe y Sagunto. 

Como en Caminreal, estación anterior a Calamocha, se cruzan los trenes y retornan los interventores a sus procedencias de Valencia y Zaragoza, la revisora del tren hacia Zaragoza se encontraría con los viajeros que no pudieron pagar sus billetes desde Sagunto y continuaban viaje.

Viajeros gratamente sorprendidos en estos tiempos que cobran por todo, mayor déficit para el servicio ferroviario, y lo más grave no constar en las estadísticas de utilización de los trenes, ya que ayuda a la supresión de paradas en estaciones por escasa o nula utilización.

Quién sabe si lo hacen para compensar a los usuarios de unos servicios lentos para esta época por muchos años de despreocupación ministerial para modernizar el tramo entre Sagunto y Teruel.

Por problemas técnicos llegó a Calamocha con 16 minutos de retraso que el pundonoroso y profesional maquinista redujo a cinco a pesar de circular a marcha lenta en la mayor parte del trayecto entre Sagunto y Cabanyal por las obras del tercer carril.

Las contradicciones en España, mucho paro y falta de personal para algunos servicios básicos.

Esteban Gonzalo Rogel 

 

 

miércoles, 18 de abril de 2018

LA VARIANTE DE LA FONT DE SANT LLUIS HA CUMPLIDO 50 AÑOS



 
               

                                        1966.- Archivo Histórico Municipal.-Foto Penalba.

La inauguración el 27 de noviembre de 1967 del trazado ferroviario por La Font de Sant Lluis sustituyó al que cruzaba la avenida Peris y Valero a la altura de la calle Cuba y en paralelo a la referida avenida continuaba hasta el puente de hierro sobre el río Turia, para seguir entre industrias, campos de cultivo y zonas degradadas hasta la entrada de una vía a la estación Grao de Valencia, mientras que la paralela giraba a la izquierda, por la actual calle Menorca, hacia la estación del Cabanyal, en su trazado hacia Tarragona y Barcelona.

Desaparecieron los pasos a nivel de la avenida Peris y Valero, Carrera Font de Sant Lluis, Carrera d’en Corts (actual Zapadores), Pedro Aleixandre y Paseo de las Moreras, además de algunos para peatones sin guardar, y años después el puente de hierro fue sustituido por el Dels Dimonis y la explanación ferroviaria siguiente y zonas aledañas ocupada por la amplia avenida de Francia.

Se componía de dos vías únicas, la del lado sur para la conexión con el puerto del Grao y la otra hacia Cataluña. Por la primera varios lentos trenes de mercancías y por la segunda 29 convoyes para viajeros y varios de mercancías, con gran aumento durante la temporada de exportación citrícola, cortaban diariamente en 1966 la circulación rodada, que ya era importante en una avenida que enlazaba el tránsito norte-sur del corredor mediterráneo y había sido transformada para circulación rápida.

La supresión del paso a nivel de la avenida Peris y Valero dejó sin obstáculos ferroviarios la circulación norte-sur, que se desviaba desde 1963 por la llamada Pista de Silla (actual Ausiàs March), pero fue un traslado de retenciones para quienes continuaban hacia el este de la ciudad, ya que los trenes hacia Cataluña y El Grao engrosaron los que ya utilizaban el paso a nivel ubicado antes del enlace de ésta avenida con la calle San Vicente Mártir y no fue solucionado hasta la entrada en servicio, en noviembre de 1972, de un paso elevado. El colmo llegó cuando también pasaron por allí desde el 21 de septiembre de 1968 los trenes a Madrid por Cuenca y a partir del 3 de octubre siguiente los de Llíria por Manises. En los cuatro años siguientes las barreras eran subidas y bajadas 132 veces cada día para el paso de trenes de viajeros más las necesarias para los numerosos convoyes de mercancías y las maniobras en la playa de vías de clasificación. Los automóviles y otros vehículos ligeros tenían la solución en el túnel que ya unía la Gran Vía de Germanías con la de Ramón y Cajal, pero los camiones necesitaban proveerse de mucha paciencia.

La salida ferroviaria hacia Barcelona es la que ha tenido más variantes de trazado de la Comunidad Valenciana, ya que la de Peris y Valero sustituyó antes de 1917 a la que desde la vieja estación ex AVT contorneaba, desde el 22 de marzo de 1852, la plaza de toros y seguía hasta el puente de hierro, una explanación aprovechada con ampliaciones laterales para la construcción de la actual avenida Reino de Valencia. Aunque la estación término de la calle Xàtiva fue abierta al servicio el 8 de agosto de 1917, tanto la mencionada variante como las nuevas instalaciones de mercancías debieron entrar en servicio antes para posibilitar la construcción del edificio principal y otros de la terminal ferroviaria.



                                       El mismo lugar en noviembre 2017.- Esteban Gonzalo

En la foto tomada, en 1966 por Penalba, está pasando el rápido con destino Barcelona que tenía su salida de la Estación de Norte a las 12 horas y tras 38 paradas intermedias su llegada a las 21:40 horas a la ciudad condal. Tren al que desde Sevilla le habían añadido en Córdoba los coches de viajeros procedentes de Málaga y en Baeza los de Almería y Granada. Era el más largo (en la imagen no se ven la locomotora y el último coche) para pasajeros de la línea Valencia-Barcelona y sólo llevaba acomodo para segunda y tercera clase. Facilitó el desplazamiento a quienes buscaban en la Comunidad Valenciana y Cataluña las posibilidades laborales que no conseguían en sus lugares de origen.

Las obras para la variante por La Font de Sant Lluis comenzaron en 1960 con un presupuesto de 71 millones de pesetas, de los que el Ayuntamiento ya había abonado los 12,5 millones acordados, a Renfe le correspondían pagar 5 millones y al Estado hacerse cargo del resto. Incluía un apeadero, una estación de clasificación de vagones y un puente metálico, considerado como provisional, para cruzar el río Turia aguas abajo del Azud del Oro. Gasto al que tuvieron que añadir el del paso superior de la autovía hacia Silla.

Texto de Esteban Gonzalo Rogel

PUBLICADO EN VALENCIA EN BLANCO Y NEGRO EL 02-02-2018
   

sábado, 23 de diciembre de 2017

LUIS TIMÓN HA SIDO CONDECORADO


Luis Timón Fernández, veterano socio de AVAF, ha sido condecorado con la Cruz Infanta María Teresa, de 3ª categoría en bronce, concedida por el Colectivo Nacional de Amigos de la Guardia Civil, por sus colaboraciones fotográficas en la revista de la Benemérita.

Le entregaron el galardón el pasado día 14 del actual en el acto celebrado en la Sala de Armas del Centro Cultural de SM el Rey Juan Carlos I, antiguo Gobierno Militar de Valencia, donde fueron condecorados guardias civiles, policías y paisanos, y le entregaron una silla de ruedas al hijo minusválido de un guardia.

Luis Timón es Delegado de la Asociación de Criminología de España en Valencia

 
 
Esteban Gonzalo Rogel

 

 

 

 

martes, 24 de octubre de 2017

TRES EXPOSICIONES EN LA ESTACIÓN DEL NORTE.


 
Tres exposiciones para homenajear a la centenaria terminal ferroviaria que fue abierta a la explotación el 8 de agosto de 1917.

“València Nord y sus barrios” en los dibujos de Mhar en la Sala de los Mosaicos, en la sala de exposiciones del andén 6 una atractiva muestra sobre la “Historia postal de los ferrocarriles valencianos” montada por la Sociedad Valenciana de Filatelistas, fundada en 1900 y decana española, y bajo la gran marquesina los “100 Elementos del Patrimonio Industrial de España” que seleccionó en el 2015 la sección española del TICCIH (Comité Internacional para la conservación del Patrimonio Industrial) sobre valores singulares del patrimonio cultural de la industrialización en España. De cada bien escogido trazaron su historia a través de una ficha de localización, con imágenes y una breve descripción. En su largo periplo por las comunidades autónomas españolas fue solicitada el año pasado por FGV (Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana) para ahora resaltar la importancia de los valores patrimoniales elegidos de aquí y en particular los de la centenaria Estación del Norte. TICCIH fue creada el año 1978 en la III Conferencia Internacional sobre la Conservación de Monumentos Industriales que se celebró en Suecia y está implantada en más de cuarenta países de los cinco continentes.

De la Comunidad Valenciana fueron elegidos: El Molinar de Alcoy (Alicante), la Refinería La Británica de Alicante, el Viaducto de Santa Ana (El Quisi) en Benissa (Alicante), la Fábrica Giner en Morella (Castellón), el Horno Hoffman en el Rajolar de Bauset en Paiporta (Valencia, el Alto Horno nº 2 en Sagunto (Valencia), y el Mercado Central y la Estación del Norte, ambos en la ciudad de Valencia.

Según Vicente Baixauli Comes, presidente de la Sociedad Valenciana de Filatelistas, es una exposición muy especial, ya que además de enaltecer el centenario de la estación conmemoran el tricentenario del servicio oficial de Correos, que fundó el Estado Español en 1716.   

Los dibujos y la filatelia hasta el día 29 del actual, y la de TICCIH hasta el 12 de noviembre.

Esteban Gonzalo Rogel                                                  25-10-2017
 

 
                                    
 

 

 

EXPOSICIÓN EN HOMENAJE A LA ESTACIÓN DEL NORTE


  
Hasta el día 30 de este mes nos espera en el Ámbito Cultural de El Corte Inglés de la calle Joaquín Sorolla de Valencia la exposición de medio centenar de fotografías históricas y llamativos útiles ferroviarios de antaño, que han promovido la Federación de Amigos del Ferrocarril de la Comunidad Valencia y la Asociación de Valencia (AVAF) para rendir homenaje a la Estación del Norte, al edificio que une utilidad con belleza, principales objetivos de la arquitectura de todos los tiempos, desde el 8 de agosto de 1917. La muestra es una sintetizada historia sobre los cambios urbanos en el entorno del edificio, en los atuendos de viajeros y viandantes, en el cambio de los trenes de vapor a los diésel y eléctricos, en su protagonismo fallero y como lugar de emotivas o tristes despedidas y llegadas. Imágenes procedentes de la Biblioteca Valenciana Nicolau Primitiu, del Archivo Histórico Ferroviario del Museo del Ferrocarril de Madrid (AHF-MFM), de Renfe, de Adif, del coleccionista y bibliófilo Rafael Solaz, del fotógrafo Manuel Cuenca, de la Falla Ferroviaria, de AVAF y de quien esto suscribe. El apartado de trenes es muy importante, con destacado protagonismo del vapor.

Un audiovisual de Adif informa a los visitantes sobre la construcción del edificio, su devenir histórico y su bella arquitectura y decoración.

Llaman la atención de los visitantes la maqueta de la estación, coches imperiales de 3 ejes y una locomotora Garrat, ambos a escala HO, trozos de carril, antiguos billetes de cartón, a escala reducida todos los modelos de traviesas utilizados en la Comunidad Valenciana, gorras, un plano con todas las vías de la estación, incluidos talleres, depósito con dos placas, vías de apartadero y para muelles de mercancías,…..
La muestra fue inaugurada por la Fallera Mayor 2018 de La Ferroviaria, Gema Ordaz Piñero, y Miguel Angel Romero, Directivo de Adif Valencia, que estuvieron acompañados por Ricardo Noquera, presidente de la Federación de Amigos del Ferrocarril de la Comunidad Valenciana y Pau Pérez Rico, Jefe de Comunicación y Relaciones Institucionales de El Corte Inglés, patrocinador de la  exposición.
 
Un acto donde hubo destacada representación de la Asociación Valenciana de Amigos del Ferrocarril con su presidente Juan Marco Domingo, de Archival y de la Asociación Valenciana de Periodistas y Escritores de Turismo.
 
Homenaje a una estación que recibe un promedio diario actual de 60.000 viajeros, entre salidos y llegados casi exclusivamente de cercanías y media distancia, ya que los de largo recorrido fueron desviados en 2010 a la terminal provisional Joaquín Sorolla, y atrae una constante afluencia de turistas para admirar, principalmente, la fachada, el vestíbulo, la Sala de los Mosaicos y la grandiosa cubierta metálica, elementos que, cien años después, siguen sorprendiendo a residentes, visitantes y turistas.
 

 
De izquierda a derecha: Rafael Solaz, Miguel Ángel Romero, Pau Pérez Rico, Gema Ordaz Piñero, Ricardo Noguera Pons, Esteban Gonzalo Rogel, Juan Marco Domingo y Juan Luis Llop Bayo. Foto El Corte Inglés
  
 

  





















Paso a nivel calle Xàtiva en 1901. Foto Martín Vidal Corella. Montando Armadura Cubierta. El Constructor 1916. Del libro Encontres en l'Estació.
                                                                       
                                                                 














Esteban Gonzalo Rogel                                         24-10-2017